Los 6 errores que debemos evitar al poner una vivienda en venta

El 98% de las personas que quieren comprar o alquilar una vivienda, empieza su búsqueda por internet. Sabiendo esto, deberíamos cuidar mucho la imagen que el posible comprador puede ver de nuestra vivienda.

Una imagen profesional, bien editada y sacándole el mayor partido a la estancia fotografiada, marcará la diferencia.

No podemos permitirnos vender una imagen descuidada porque será lo que se reflejará de nosotros y de nuestro trabajo.

Podemos decirle a nuestro cliente que tenga la vivienda limpia y recogida para el día que irá el fotógrafo a hacer el reportaje, con unas pautas escritas será mucho más fácil llegar a un entendimiento.

-salón comedor recogido, con la mínima decoración, sin elementos de clubes de futbol, religiosos, políticos… Un sofá, una mesa auxiliar, mesa de comedor con sillas y el mueble de la tele será suficiente.

-Los dormitorios, deberían tener textiles en colores neutros y estar ordenados de ropa y enseres personales.

-La cocina y los baños limpios y recogidos de elementos necesarios para nuestro día a día, también.

La clave está en enseñar un producto inmobiliario, despersonalizado. No que le dé la sensación al comprador que está invadiendo la propiedad de otra persona. Para eso podemos invitar a nuestro cliente a empezar a hacer las primeras cajas de su futura mudanza, almacenando en ellas todos estos elementos que os he propuesto anteriormente.

Vamos a ver juntos los 6 errores más comunes, los que debemos evitar al fotografiar nuestra vivienda.

1-Para enseñar la terraza de la que dispone la vivienda, no es necesario mostrar en primer plano, todos esos elementos que hay en ella. No añade valor a nuestra fotografía. Podemos añadirle a la imagen una estampa de un desayuno con fruta y tostadas así crearemos la experiencia de sentirse viviendo en ella.

2-Al fotografiar el salón comedor, deberíamos poner el foco en enseñar toda la estancia, sin desformarla. Está muy bien querer mostrar algunas partes concretas de la vivienda, pero como en este caso, el mueble cubriendo el 90% de la fotografía no aporta información interesante al comprador.

3- Los dormitorios deberías ser espacios que inviten al descanso. Colores chillones en paredes y textiles no ayudaran a crear esa atmósfera. Aunque tengamos un mobiliario austero, podemos sacarle potencial a esa estancia, cambiando cortinas y descargando la habitación de decoración.

4-La cocina, es una de las 2 estancias que determina la venta. Ser conscientes que todo lo que se utiliza a diario para cocinar, desayunar… no será del agrado verlo para el comprador.

5- Los baños son la otra parte de las estancias que deciden la venta. Juntando la cocina y el baño vemos que son las estancias que antes quedan obsoletas en el tiempo por el alicatado y el mobiliario, sobre todo. También tenemos que hacer hincapié en esta zona de la casa, ya que es un lugar privado que nos tiene que dar sensación de higiene. Retiraremos todos los botes de gel, cepillos de dientes y demás enseres, al menos para la fotografía.

6- Toda la vivienda en conjunto no debería verse sobre cargada de mobiliario, oscura, con colores fuertes…

Y por terminar con la lista de las cosas que tendríamos que evitar, visto un poco por encima y dejándome muchas en el tintero, serán las viviendas que no añaden fotos en su anuncio. Si lo primero que una persona ve al empezar su búsqueda, es una imagen,

¿dónde está la imagen?

No hay nada más rápido e intuitivo que transmitir una información en imagen. Se dice que el celebro procesa la información visual 70.000 mil veces más rápido que un texto, imagina la de cosas que se pueden conseguir trabajando bien una imagen ¿no crees?

SI NO TE VEN, NO TE VISITAN, Y SI VISITAS NO HAY VENTAS.