¿El Home Staging también en alquiler?

Cuando planeamos nuestras vacaciones, ¿No elegimos lo mejor? dentro de nuestro presupuesto, el hotel más bonito y acogedor. Nadie elegirá un hotel con una cama vieja, una habitación oscura, llena de polvo… Nos gusta estar en ambientes relajados, que inviten al descanso.

Las viviendas con aspecto descuidado, ¡no enamoran!

La persona que va a ver una casa para vivir, descuidada, con desperfectos, con muebles viejos y desparejados, NO se enamora de ella, por muy amplia que sea y muchas posibilidades que tenga, no todo el mundo es capaz de ver esas capacidades ocultas debajo de los muebles de los 80, la pintura de colores en las paredes, la colcha ya gastada de tanto lavarla…

La persona que busca una vivienda para alquilar hace un ranking, ya sea escrito o mental. Evalúa primero el precio y de las casas que entran en su presupuesto, posiciona la que más le gusta en primer lugar y sucesivamente las siguientes. ¡Vamos a hacer que la nuestra esté en ese primer puesto!

A pesar de no ser una vivienda para comprar, sique siendo el hogar que busca para empezar una vida en ella.

Si ofrecemos inmuebles con la imagen cuidada, además de poder poner un precio en el rango de estimación, más elevado, también recibiremos más interesados. De esa manera el propietario podrá elegir quien vivirá en su vivienda y no al revés.

Con una inversión mínima, la que recuperaremos al alquilar la vivienda conseguiremos brindar un servicio mejor que la competencia.

-Arreglaremos desperfectos.

-Pintaremos si es necesario.

-Limpiaremos para que todo esté en perfecto estado para entrar a vivir.

-Actualizaremos esas estancias a las que se les aprecia más el paso del tiempo, cuando la vivienda es menos nueva. Suelen ser la cocina y el baño, pero la magia del Home Staging, da la oportunidad de mejorar dichas estancias pintando los azulejos y cambiando algunos detalles, siendo suficientes para ver la habitación actualizada y luminosa.

Si la vivienda se entregara SIN muebles, el home staging nos da la oportunidad de vestir las estancias de manera temporal, con muebles de cartón, para que los visitantes puedan visualizar la vivienda amueblada, sin tener que imaginarlo. Si ponemos las cosas fáciles, los resultados vendrán fáciles, ya que solo un 11% de la población, es capaz de imaginar cómo quedaría una vivienda amueblada viéndola completamente vacía.

 ESTA es la diferencia entre tener muchas viviendas para alquilar…. O alquilarlas todas.